Stanley Kubrick, de fotógrafo a cineasta

Stanley Kubrick tuvo fama de cineasta introvertido, excéntrico y meticuloso hasta el delirio, pero poco se conoce de su faceta como fotógrafo de prensa, donde aprendió el sutil arte de contar historias con imágenes. Kubrick produjo un admirable trabajo como fotógrafo. Antes de convertirse en uno de los maestros del séptimo arte, Kubrick publicó alrededor de mil fotografías en la revista Look [1] entre 1945 y 1951.

Stanley Kubrick 0

“Un director con una cámara fotográfica es tan libre como un autor con una pluma”. Kubrick

A los trece años, Kubrick tuvo su primera cámara, una Leica regalo de cumpleaños de su padre. Dicen que se había presentado un buen día en la redacción de la revista Look con unas cuantas fotos que había hecho por su cuenta, que a los directivos de la revista les gustaron la desvergüenza y las imágenes, que le compraron a veinticinco dólares cada una cuando todavía tenía dieciséis años y que allí mismo le ofrecieron un contrato. En la primera fotografía que vendió se veía a un vendedor de periódicos con la expresión triste de leer la noticia de la muerte de Franklin D. Roosevelt. Empezó su trabajo en la revista a los diecisiete años.

El corto período de tiempo de cinco años, dedicados exclusivamente a la fotografía, eran importantes en la formación de su personalidad y estilo como cineasta, ya que logró desarrollar estudios sobre la composición y el lenguaje narrativo. Kubrick, como fotógrafo, produjo cerca de 32.000 negativos en la Nueva York de la década de los años cuarenta.

Sus fotografías tienen una composición estética propia, con marcos rozando la perfección, lleno de sobriedad y elegancia.  El trabajo de Kubrick, tanto como fotógrafo y cineasta, es una composición de clase real para resaltar.

Puede parecer exagerado, pero ese obsesivo deseo por la perfección creó una filmografía maestra, que cualquier ser que se declare como fanático, aficionado o amante del cine e inclusive, del arte en general, está obligado a apreciar. Kubrick es un artista completo, capaz de captar y comulgar, como si se tratara de una sinfonía, las imágenes, la música, el arte teatral, la danza, la literatura y la ambientación, haciendo de cada toma, escena o secuencia un cuadro memorable en sus películas, una pintura enmarcada, una puesta de escena asombrosa con un diálogo y montaje que no sólo captan la época, sino que también transportan al espectador a un viaje mental difícil de olvidar.


[1] The Look, revista americana (Iowa) de publicación quincenal. Estuvo activa desde el año 1937 a 1972. Es conocida por ayudar a lanzar la carrera de director de cine a Stanley Kubrick.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s