René Burri, un mundo

René Burri

La formación de un ojo

En otoño de 1949, René Burri comenzó sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios de Zúrich, donde dos eminentes profesores fotógrafos, Hans Finsler y Alfred Willimann, lo introdujeron en el medio. Finsler influenció fuertemente a Burri con su concepción de la fotografía, fundada en el movimiento de la Nueva Objetividad en boga en la década del veinte. La visión de Finsler era esencialmente gráfica; les enseñó a sus estudiantes cómo  organizar el caos distinguiendo líneas y estableciendo relaciones visuales. Algunas de las obras más famosas de Burri sostienen claramente su sentido de rigor formal. Al mismo tiempo, no obstante, el artista se desprendió de dicha restricción, moviéndose hacia un acercamiento más espontáneo, libre y audaz, colocando al hombre en el centro de su pensamiento. El primer trabajo publicado por Burri apareció en la cubierta de la revista Die Woche en 1953. El siguiente, una historia en una escuela de niños sordomudos en Zurich, fue publicado en Life en 1955; con él logró reputación internacional y él mismo le abrió las puertas de la agencia Magnum. Cuatro años después, se transformó en uno de sus principales reporteros.

Sao Paulo, Brasil. 1960

Sao Paulo, Brasil. 1960

BUR1960013W00026/09C

Rio de Janeiro, Brasil. 1960

En compañía de los artistas

La afinidad de René Burri por el mundo del arte fue revelada en numerosos retratos: fotografió escritores, actores, músicos, pintores, fotógrafos y arquitectos. En 1999, publicó un libro sobre Le Corbusier, fruto de muchos años de trabajo. Sin duda, Le Corbusier y Picasso tuvieron un lugar central para Burri, quien también se interesó tempranamente, en un proyecto experimental de Oscar Niemeyer en Brasilia. Burri sostuvo una profunda amistad con el mexicano Luis Barragán hasta la muerte de este último, y en sus archivos, se pueden encontrar retratos de Mario Botta, el joven Richard Meier, Jean Nouvel y Renzo Piano. En París en los años cincuenta, Burri visitó a Yves Klein; 10 años más tarde frecuentó el estudio de Giacomello en la misma ciudad. Burri, provisto de su cámara, también siguió la carrera de Jean Tinguely por varios años, y tomó un retrato de Oskar Kokoschka, mientras que por otra parte el público se sensibilizaba con las exposiciones de Picasso. Con todo, Burri fue un infatigable cronista del siglo XX.

Picasso en su taller, California. 1957.

Picasso en su taller, California. 1957.

Los alemanes

René Burri disfruta de los italianos y su luminosidad; aprecia a los franceses y su despreocupación; y los alemanes le interesa en profundidad. “En la Alemania de Post-guerra“, dice, “ciertas tensiones se revelaron dramáticamente a sí mismas“. Sus primeras imágenes de alemanes, fechadas a principios de los años cincuenta. nos permiten descubrir na Munich en ruinas, una Ulm desvastada. Posteriormente, viajando frecuentemente como periodista de Bunten Illustrirten, encontraría oportunidades de perseguir estas series distinguidas, observando, testimoniando, transmitiendo. Pero la historia, o las historias contadas por las imágenes, solo muestran un aspecto del cuento: también está la calidad formal, mucho menos radical que en la obra de Robert Frank. En las imágenes de Burri coexisten el periodista y el alumno de Finsler. Un virtuoso de la composición, construyó cada imagen con cuidado y cuando dudaba, se inclinó más hacia la razón que hacia la emoción. En 1962, publicó su primer libro, Los alemanes una síntesis se sus reflexiones sobre un tema que aun hoy le sigue interesando.

Territorio de guerra

La carrera de René Burri se asemeja a una gran aventura. Durante los últimos cincuenta años desde la crisis de Suez de 1956 hasta la Plaza de Tiananmen, ninguna guerra o crisis (o casi ninguna) escapó a su ojo fotográfico. Con su lente, supo sacar provecho de todas las contradicciones del siglo XX. Revisando sus archivos, sin embargo, uno realiza un descubrimiento sorprendente: no existe la muerte en sus imágenes, no hay cadáveres, ni siquiera heridos. René Burri conocía los peligros del oficio de reportero. Werner Bischof y Robert Capa había sacrificado sus vidas en aras de la guerra, cuando Burri, a la edad de 23 años, partió con su primera misión peligrosa. Lo que resultaba esencial, en la concepción de Burri sobre su trabajo como una contribución al debate político. De allí que uno puede inferir su desconfianza hacia aquellos que Rland Barthes denomina como “fotos-chocs“, aquellas imágenes esconden más de lo que revelan. Las imágenes de guerra de Burri están más sutilmente codificadas. Cuando fotografía la guerra, pinta el apocalipsis y su irreal serie de presagios.

Desfile de la armada. El Kantara, Egipto. 1974

Desfile de la armada. El Kantara, Egipto. 1974

De la imagen fija a la imagen en movimiento

Desde su niñez, René Burri amó el cine. En los años cuarenta, pasaba el tiempo con su hermana mayor en la Cinemateca de Zurich; posteriormente realizó numerosos filmes. En 1952, provisto de una Bolex que pertenecía a la suela de Artes y Oficios, filmó a Edward Steichen visitando su clase. También realizó allí un documental para sorpresa de su profesor Hans Finsles, impresionado por la perfecta edición de su película, en un viaje de la escuela a Lascaux. Este período culminó en un destacable documental sobre China realizado en 1965. Hasta mediados de los ochenta, Burri nunca paró de hacer documentales y filmes publicitarios. Algunas de sus series fotográficas se encuentran muy influenciadas también por películas. Burri usaba su Leica para obtener secuencias de calidad fotográfica. En respuesta al concepto de “instante decisivo” de Henri Cartier-Bresson, Burri propone otra visión del mundo, aquella donde un episodio puede ser deconstruido en una sucesión de momentos.

Una fotografía de autor

Desde el comienzo de su carrera, René Burri concibió la fotografía como un medio personal de expresión, como una herramienta capaz de generar imágenes íntimamente relacionadas con él y de reflejar sus propios intereses. Si Burri se pasó rápidamente con el fin de mantenerse económicamente, y supo como transformar esas limitaciones en placer, tomando ventaja de las misiones que le encargaban como medio de vida para documentar oficialmente la historia y, simultáneamente, crear un cuerpo personal de trabajo. No fue el único en adoptar esta estrategia. Pero al emplearla con mayor determinación que otros, desarrolló un género que hoy se define como fotografía de autor. De acuerdo a Klaus Honnef, los “fotógrafos que realizan fotografía de autor tienen una visión singular de las cosas y por ende, una particular temática pictórica”. Burri fue sobre todo un reportero de gran profesionalismo, un periodista que sabía como entregar historias poderosas en fecha límite. Pero siempre le fue posible volver con otra fotografía más personal en su maleta.

Ernesto Che Guevara

Ernesto Che Guevara

Utopías

Buscando un denominados común para caracterizar la obra de René Burri, uno puede hablar de “fotografía constructiva”. Crear cosas, traer a la vida ideas, utopías(aún su potencial fracasó) siempre lo inspiró más que la destrucción, el caos y el infierno. Burri es un fotógrafo de visiones, de ideas puestas a prueba, como revoluciones. De aquí viene su precoz interés en China: una antigua civilización, que a mediados del siglo XX salió a la búsqueda de una nuevo concepto para sobrellevar la hambruna, el analfabetismo, y la explosión demográfica. En la obra de Burri, escribe Peter Killer, no existe una fotografía “que no sugiera la posible existencia de un mundo más humanizado“, René Burri fue testigo de la creación de Brasilia: una utopía construida; siguió con atención a Yves Klein, a Tinguely, a Giacomelli y a Picasso; admiró a Le Corbusier y su obra: sueños construidos. Las fotografías de Burri son una ventana abierta hacia el futuro.

Descubriendo el mundo

Tanto los libros como las exposiciones de René Burri reflejan la pasión de toda su vida por recorrer el mundo, comenzando en los años cincuenta, cuando trabajó para numerosas revistas reconocidas internacionalmente. Luego de sus tempranos reportajes realizados en Suiza, su horizonte se ensanchó rápidamente. A mediados de los años ochenta, René Burri ya había explorado un vasto número de países. En numerosas oportunidad se observó que Burri componía su obra en profundidad. Uno podría ir más lejos y hablar de profundidad histórica en sus fotos, Las regiones que le interesaban eran primordialmente aquellas donde los episodios contemporáneos se desplegaban en un marco histórico, y con gran riqueza: en Europa, Medio Oriente, China “la cámara, Burri explica, siempre fue una varita mágica para mi, proveyéndome el acceso a sitios donde podía probar nuevos experimentos“, La fotografía es un medio que le permitió experimentar el mundo y realizar un inventario; en la era del turismo masivo, el mundo entero podía tomas imágenes.

Soldado estadounidense en un club, Tae Song Dong, Korea. 1961.

Soldado estadounidense en un club, Tae Song Dong, Korea. 1961.

La página impresa

René Burri trabajó en equipo para revistas y periódicos y en forma independiente para tocas sus temas favoritos alrededor del mundo. La oficina parisina de la agencia Magnum (situada primero en la calle Faubourg St Honoré, luego en la calle des Grands Augustins) estaba a cargo de distribuir, de la manera más lucrativa, sus imágenes, ensayos o reportajes en el medio. Life, Look, Fortune, París Match, Jour de France, Epoca, le Bunte Illiustrierte, Stern, the New York Times o el Sunday Times se contaban entre sus prestigiosos clientes. Durante un tiempo, las revistas ilustradas aun jugaban un rol de ventana hacia el mundo, conformando el mote adoptado por Life durante su lanzamiento en 1936: Ver la vida, ver el mundo, ser testigos de los grandes episodios.

René Burri presenció los últimos vestigios de la era dorada de las revistas, y al mismo tiempo fue testigo del cambio de paradigma que transformó para siempre la comunicación. A través de la televisión, podemos ver en la actualidad las catástrofes y los conflictos que suceden en los cuatro rincones de mundo, emitidos en vivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s